TERAPIA PARA ADULTOS

En mi experiencia la mayoría de mis pacientes adultos, siendo personas absolutamente funcionales, experimentan ansiedad. Algunos de ellos se enfrentan a dificultades propias de la etapa de desarrollo y otros enfrentan sentimientos de inadecuación en una o más áreas de la vida, puede ser en el trabajo, con la pareja, en la vida sexual, con los hijos o familia, con otras personas o consigo mismos.

Sin embargo un porcentaje importante acude por dificultades bastante más invalidantes. Cuando por ejemplo la ansiedad se convierte en una experiencia generalizada y en particular cuando ocurren ataques de pánico la vida se ve profundamente alterada.
Otras personas consultan cuando presentan un trastorno obsesivo compulsivo. Una obsesión es un pensamiento, una imagen o una sensación siempre involuntaria, que se fija en la mente de la gente y que produce ansiedad, a veces repulsión o asco y/o culpa.
Una compulsión es una acción o más acciones físicas y/o mentales que la persona se siente obligada a realizar para eliminar o disminuir la obsesión o el malestar o ansiedad que ésta causa. Las obsesiones más comunes son las asociadas a rituales de contar, lavar y la comprobación más allá de lo que la persona considera razonables de cosas como llaves de gas, ventanas chapas, etc.

Otro motivo frecuente de consulta son las fobias. Contrario a lo que mucha gente podría suponer, casi nadie consulta por fobias a cosas como arañas, alturas, o inyecciones. Son mucho más comunes la fobia a los ascensores, a hablar en público o a los exámenes orales. En mi experiencia, ocurre con frecuencia que personas consultan por timidez.
Usualmente la vida es vivida con ansiedad social que se asocia a un déficit asertivo o a una necesidad de mejorar recursos personales como por ejemplo habilidades sociales. Un último motivo de consulta, en una lista que es necesariamente breve es la depresión. En múltiples oportunidades me ha tocado escuchar a personas decir que no creían en la depresión hasta que personalmente la vivieron. La depresión es un cuadro real, tan real como cualquier enfermedad médica. Sentimientos de tristeza, estado de ánimo bajo, llorar habitual, dificultades de sueño, falta de apetito y desanimo son reales y persistentes para la persona que vive la depresión.

AGENDA UNA HORA

+56 9 74326771

1/2 Oriente 831, Viña del Mar

FORMULARIO CONTACTO