TERAPIA PARA NIÑOS Y JÓVENES

Los niños pueden padecer ansiedad, miedos, celos, tristeza, depresión, angustia,o problemas de conducta tales como tics, fobia a la oscuridad, timidez excesiva, angustia de separación, oposicionismo en forma de pataletas, tortuguismo, negatividad, dificultades de alimentación o del sueño etc.

Las dificultades arriba mencionadas, son frecuentemente el producto de pautas poco consistentes o poco reforzantes o de eventos impactantes y pueden ser solucionadas con un adecuado seguimiento de pautas personalizadas por los padres, en plazos breves.
Durante mis años de ejercicio sin embargo me ha tocado tratar con niños con depresión infantil, déficit de atención e hiperactividad (TDAH), trastornos del espectro autista como el síndrome de Asperger, exposición traumática a bullying y falta de hábitos.
Además de los anteriores son comunes en adolescentes las dificultades amorosas, las dificultades de rendimiento escolar, de orientación, el consumo de alcohol y drogas y de relación con la familia.

Es importante destacar que si un niño o adolescente se comporta de modo agresivo sin motivo aparente, llora fácilmente, está demasiado callado, parece ansioso y alterado, nada le despierta interés, y en general actúa de una forma que normalmente no lo haría y esto se prolonga más allá de un par de semanas, puede resultar prudente consultar.

AGENDA UNA HORA

+56 9 74326771

1/2 Oriente 831, Viña del Mar

FORMULARIO CONTACTO